Un canto de júbilo y Esperanza

El profeta Habacuc, cuestionó a Dios de por qué callaba cuando miraba al impío destruir al justo.

 

No solo se quejó sino que se mantuvo firme, velando hasta recibir la respuesta.

Dios le contestó y le mostró una visión donde le mostraba que El tiene el control del universo y que pronto llegará el juicio divino; y le dijo que en los tiempos del fin “el justo por la fe vivirá”.

Cuando el profeta recibió y entendió la visión, su alma prorrumpió en un canto de júbilo y esperanza:

“Aunque la higuera no florezca,

Ni en las vides haya fruto,

Aunque faltare el producto del olivo, 

y los labrados no den mantenimiento,

Y las ovejas sean quitadas de la majada,

Y no haya vacas en los corrales;

Con todo, yo me alegraré y me gozaré

en el Dios de mi salvación”.

En estos tiempos tumultosos, cuando todo parece que está perdido y que la fe languidece y la esperanza se muere, Dios te dice:

EL JUSTO POR LA FE VIVIRA

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *