El mundo se encamina hacia la legalización de un tercer sexo

EL DILEMA DE LA INTERSEXUALIDAD O TERCER GENERO

Recientes legislaciones a nivel mundiatercer-genero2l han dado pasos significativos para el establecimiento de un tercer sexo en los documentos legales, en vista de que la intersexualidad enfrenta al individuo al momento de nacer en el dilema del ser o no ser de un género definido.

La intersexualidad es un grupo de afecciones donde hay una discrepancia entre los genitales internos y externos (los testículos y los ovarios). Antes se llamaba hermafroditismo.

El término hermafroditismo, proviene de  los nombres de los dioses griegos Hermes y Afrodita. Hermes era el dios de la sexualidad masculina (entre otras cosas) y Afrodita la diosa de la sexualidad, el amor y la belleza femeninas.

Rafael Rico García-Rojas, medico genetista mexicano, define a los estados intersexuales como “un conjunto de síndromes genéticos caracterizados por la presencia de genitales ambiguos al nacimiento”.

Según el genetista mexicano esta ambigüedad “impide la asignación del sexo genital externo y la integración psicosocial de estas personas”.

Ante esta situación ambigua, en la que no se sabe cuál será el género que tendrá una persona en el futuro, muchos consideran que  no es recomendable que se le imponga un género al momento de registrar su acta de nacimiento sino que se le dé un sexo indefinido.

Ahí viene el tercer sexo o tercer género.

El concepto de tercer género o tercer sexo se refiere al estado de no ser ni masculino ni femenino. O como bien se dice que un hombre nació en el cuerpo de una mujer o viceversa.

Ante esta disyuntiva, se ha gestado un movimiento que propugna por el sexo indefinido.

En el año 2013 Alemania aprobó la ley del tercer género.

Según la legislación aprobada por la Corte Constitucional, las personas con sexo indeterminado podrán cambiar esa opción, en la edad adulta.Alemania-reconoce-tercer-genero-oficial_PLYIMA20131112_0047_9

La ministra de Justicia alemana Sabine Leutheusser-Schnarrenberger señaló en su momento que esta  reforma legislativa se apoyaba en el artículo 3 de la Ley Fundamental alemana, que establece que “nadie puede ser discriminado o favorecido por su sexo, procedencia, raza, lengua, país, procedencia, o por sus opiniones políticas o religiosas”.

Dicha ley ofrece a los padres tres opciones para rellenar el certificado de nacimiento de sus bebés: masculino, femenino y en blanco, creando así una categoría indefinida del estado civil en los registros.

Primero que Alemania, la Corte Suprema de Australia reconoció la existencia legal de un tercer sexo “no específico”, y desde  el 2011, los pasaportes australianos cuentan con una casilla “X” para los transexuales, hermafroditas o personas que se consideran como “sexo neutro”.

El 15 de Abril del 2014 la Corte Suprema de India reconoció la existencia de un tercer género.

Al emitir su fallo, el juez K.S. Radhakrishnan dijo que: “el reconocimiento de los transgénero como tercer género no es una cuestión social o médica, sino de derechos humanos”.

Desde el 2011, Nepal reconoce en su censo un tercer sexo.

En Pakistán, desde el 2012, se expiden carnés de identidad para el “tercer sexo”.

El mundo se abre a reconocer los derechos del tercer sexo.

Cuando llegue el momento oportuno: ¿Estaran los legisladores dominicanos dispuestos a aprobar la ley del tercer género?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *