Invasiones haitianas de 1801 y 1805

deguelle-de-moca

La Era de Francia

Con el tratado de Basilea, del 22 de julio de 1795 España cedió a Francia la parte oriental de la isla Española. Francia ocupó totalmente la isla, y así se inicia lo que se conoce en nuestra historia como la colonización francesa o la “Era de Francia”.

Sin embargo, las autoridades francesas no pudieron ocupar la parte española de la isla sino hasta 1801, debido al caos imperante   en la colonia francesa de Saint Domingue, producto del levantamiento de los esclavos negros.

Invasión de 1801

Es efectivamente, el 21 de enero de 1801 que el general Toussaint Louverture, actuando en nombre del gobierno francés, entró a la parte este de La Española, al frente de un ejército de 25,000 soldados, para dar cumplimiento al Tratado de Basilea. Tan pronto ocupó la parte española, Toussaint declaró abolida la esclavitud en la isla entera.

En febrero de ese mismo año, se promulgó la llamada “Constitución de 1801”, bajo la cual la isla se estableció como colonia autónoma de Francia, y fue la primera constitución aplicable a la parte española de la isla de Santo Domingo.

La ocupación de Toussaint solo duró 14 meses, pues en enero de 1802 el general Víctor Emmanuel Leclerc, al mando de una formidable flota naval compuesta por 86 naves y 22,000 soldados ocupa la isla. Después de cinco meses de combate, Toussaint es derrotado, hecho prisionero y enviado a Francia, para ser encerrado en el castillo de Joux, donde murió solitario, el 7 de abril de 1803.

El período de ocupación francesa en Santo Domingo, fue un período de gran bonanza económica bajo la administración del gobernador de la isla, general Louis Marie Ferrand

Durante los siguientes seis años, la antigua parte española de isla fue gobernada por los franceses.

Mientras tanto, en la parte oeste de la isla, los esclavos se enfrentaban a las tropas francesas en cruentos combates que culminaron con la derrota del ejército francés, quedando toda la parte oeste de la isla en posesión de los negros libres, bajo el liderazgo del general Jean Jaques Dessalines quien el 1 de enero de 1804 anunció la creación del Estado de Haití, nombrándose gobernador vitalicio y meses más tarde se proclamó emperador con el nombre de Jacobo I.

Haitianos

 Invasión  y matanza de 1805

En 1805 Dessalines invade la parte oriental de la isla defendida por los franceses que habían fortalecido su ejército, al mando de Ferrand.

Las tropas haitianas fueron derrotadas y Dessalines ordena la retirada y a la vez emite la orden de arrasar con todo lo que quedara a su paso, lo que ellos llamaban “tierra arrasada” que consistía en quemar y desolar todo bien que pudiera ser de utilidad al enemigo, incluyendo víveres, ganado y personas que preferían la dominación francesa a la suya, y realizaron los conocidos degüellos de Moca y de Santiago, junto al incendio de otras ciudades y hatos.

Estos crímenes de lesa humanidad están documentados en el “diario de campaña de Dessalines” donde se describe los horrores cometidos en su desbandada por las poblaciones del sur del país. Se registran las grandes matanzas realizadas en Azua y otras ciudades. A los demás generales haitianos se les instruyó arrasar otras poblaciones antes de su despliegue. Se registran los desmanes cometidos en Monte Plata, San Pedro de Macorís, Cotuí, Moca y otras localidades.

Por orden de Henri Christophe “Monte Plata, San Pedro y Cotuí fueron reducidas a cenizas, y sus pobladores degollados o llevados cautivos como animales, amarrados y maltratados en cantidades de miles hacia territorio de Haití”.

El degüello de Moca y Santiago

Los historiadores relatan que cuarenta (40) niños fueron degollados en la iglesia de Moca y los cuerpos fueron encontrados en el presbiterio, que es el espacio que rodea el altar mayor de las iglesias.

El 6 de abril Cristóbal reunió todas sus tropas en Santiago; degolló en el cementerio los prisioneros varones, entre los cuales se hallaban el Presbítero Vásquez y 20 sacerdotes más, puso fuego al pueblo y a sus 5 iglesias, y salió, llevándose como un rebaño 249 mujeres, 430 niñas y 318 niños; se los llevaron como prisioneros y arrastrados de Santiago a Haiti.

Estos horribles crímenes y desmanes fueron ejecutados por las tropas del general haitiano Henri Christophe (Enrique Cristóbal), quien cumplía órdenes y conducía las huestes de Jean Jacques Dessalines que se retiraban de la parte española de la isla durante su frustrada invasión de ese sangriento año de 1805.

Es preciso señalar que Henri Christophe se estableció en la parte norte de su país y en 1806 toma el gobierno y se hace proclamar como Rey HENRI I de Haití, dirigiendo esa nación a fuego y sangre desde 1806 hasta 1820 cuando se suicide.

HENRI CRHISTOPHE, de ingrata recordación para los habitantes del Santo Domingo español y de los dominicanos a partir de 1844 es el nombre dado a la Universidad que el gobierno dominicano donó a Haití, la cual fue entregada por el Presidente Fernández, en fecha 12 de enero del 2012, a un costo de treinta millones de dólares (US$30,000,000.00).

16 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *