Toño y dos ladrones

 

-Sobrino, aunque suene irreverente, Jesús fue crucificado como un malhechor, en medio de dos ladrones.

-Sí, y hubo uno que se arrepintió, que le dicen el buen ladrón.

-No hay ladrones buenos, pero la tradición lo ha señalado así.

-Y qué tu sabes de esa historia?

-Sobrino, el buen ladrón se llamaba Dimas, y el mal ladrón se llamaba Gestas.

-La Biblia no menciona nombres.

-No, pero esa información está contenida en los escritos apócrifos.

-Qué es un libro apócrifo?

-Son libros que no fueron aceptados como sagrados, pero contienen valiosas informaciones.

-Es interesante.

-Dimas, al que llaman el buen ladrón, era una especie de Robin Hood, robaba a ricos para dar a pobres. Pero Gestas era un ladrón sin piedad.

-Toño, por lo menos Dimas se arrepintió y alcanzó salvación.

-Sí, y aunque suene feo, el primero en llegar al cielo fue un ladrón.

-Toño, un ladrón arrepentido, aunque sea a última hora.

-Sí, y cuenta la tradición que Dimas acogió en su casa a la sagrada familia cuando huían de la persecución de Herodes.

-En cierto modo, Dimas salvó al niño Jesús y éste lo salvó en la cruz.

-Así es, y Dimas es el primer santo en llegar al cielo, Jesús le dijo: hoy estarás conmigo en el paraíso.

-Un ladrón dichoso!!

-Sí, y el 25 de marzo es el día de San Dimas, en el santoral de la Iglesia Católica.

-Diantre, hasta un santo tienen los ladrones.

-Ese día no debiera trabajarse, y declararlo día de fiesta, porque aquí si hay ladrones.

-Toño, no me metas pa’ lo hondo

Toño, dondequiera salen los ladrones!!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *